QUIENES SOMOS

A LOS 17 AÑOS DE EDAD, SEBASTIÃO CAMARGO
INICIÓ LA CONSTRUCCIÓN DE UNA EMPRESA INNOVADORA

Un joven de 17 años determinado a garantizar el sustento familiar tras la muerte del padre fue humilde y hábil para erguir una constructora con los ahorros de su trabajo de retirada de tierra de las construcciones de las carreteras en un carro con la tracción de un burro. Fue así que la vida de Sebastião Ferraz de Camargo Penteado dio un giro y comenzó a transformar la ingeniería de Brasil.

Nacido el 25 de setiembre de 1909, hijo de un pequeño productor rural de Jaú, Estado de São Paulo, Sebastião Camargo interrumpió sus estudios en el tercer grado para ayudar en el sustento de la familia tras la muerte del padre. Trabajaba con el carro diariamente. Posteriormente, amplió el negocio y compró un segundo carro de madera.

Con el tiempo, aprendió técnicas de terraplén y decidió invertir su potencial en el ramo de la construcción civil. Fue en una pequeña oficina en 1936 de la calle Xavier de Toledo, en el centro de São Paulo, que creó tres años después, el 27 de marzo de 1939, la empresa Camargo, Corrêa & Cia Ltda – Engenheiros e Construtores en sociedad con Sylvio Corrêa y Mauro Calasans, quienes dejaron luego la participación societaria.

La empresa fue madurando y en 1940 Sebastião Camargo compró un tractor, vehículo poco usado en el país en aquel entonces.

El portfolio de la constructora acumula más de 500 obras ejecutadas en Brasil, dentro de las más importantes y estratégicas del país, como la hidroeléctrica de Itaipú, el puente reconocido internacionalmente Rio-Niterói, el aeropuerto internacional de Guarulhos, autopistas como Inmigrantes, Presidente Dutra, Fernão Dias y Bandeirantes y más de 1.600km de línea de metro en São Paulo y otros Estados, además de mineroductos, oleoductos, líneas de transmisión de energía eléctrica y redes de saneamiento básico, entre otros sectores también en el exterior.

Ya sin los socios, Sebastião Camargo amplió los negocios para otros segmentos, pero mantuvo su crecimiento vinculado a los pasos innovadores de la ingeniería. Falleció a los 84 años de edad, el 26 de agosto de 1994. Dejó hijas, nietos, yernos y un legado para la historia de la infraestructura del país.